Las posturas corporales en la comunicación No verbal

Las posturas corporales nos permiten transmitir mensajes a nuestros receptores. Es uno de los factores que determinan el estado de ánimo de las personas, por ejemplo, si la persona se siente segura de lo que está diciendo, si está molesta/o por la situación por la que está pasando, si se siente incomodo/a.
Los tipos de postura son abierta o cerrada.
Las posturas abiertas son aquellas que nos permiten transmitir un mensaje de seguridad, como por ejemplo, no cerrar los brazos o cruzar las piernas, indicando claridad en el mensaje que se quiere transmitir.
Por otra parte las postura cerrada, indica que la persona que está recibiendo el mensaje en realidad no quiere hacerlo, no está dispuesto a negociar, o entender otro punto de vista, se siente incómodo/a con el tipo de situación en ese momento.